OCUPACION Lester Rodriguez

Al iniciar esta década, bien cabe preguntarse si continuamos etiquetando con ligereza
buena parte de la producción de los artistas activos como “arte político”, llamando así a
ciertas producciones que se niegan al esteticismo fácil, al gag visual, a lo puramente
decorativo y a las modas retro. Y es que quizá nos estamos negando a ver las condiciones
específicas y las situaciones de las obras que realizan los artistas.
El proyecto OCUPACION de Lester Rodríguez, trata temas que podríamos considerar
políticos, como las crisis regionales, la emigración, la democracia y la democratización, el
poder, el significado y el lugar de las fronteras.
Pero también y quizá sin proponérselo, Rodríguez quiere evidenciar una sintomatología
social casi imperceptible, el latente desasosiego que hace continua combustión en nosotros
y al que Zygmunt Bauman llama Miedo líquido, el temor a la contaminación, a la violencia
urbana, a las catástrofes ecológicas, a las quiebras financieras, al abandono estatal, a la
vejez sin pensión y a “los peligros más fáciles de localizar –los más maleables y tratables-
de los incontables e indefinibles peligros que este mundo impenetrable y su futuro incierto
nos deparan.”

Lester Rodríguez transforma vehículos sencillos que se movilizan gracias a nuestra energía
física, como la bicicleta, la silla de ruedas, para convertirlos en máquinas de combate,
carruajes de guerra, prototipos de combate urbano que ironizan nuestra obsesión con las
camionetas blindadas, nuestras urbanizaciones cercadas, rodeadas de vigilantes armados y
circuitos cerrados de televisión.
A la vez, estas obras acompañan ciertas reflexiones cercanas al lugar geo-político que el
artista habita, la ciudad de Tegucigalpa, donde son palpables las migraciones de
dimensiones bíblicas que recorren América de Sur a Norte, que se materializan en trabajos
suyos como 285 litros de agua. Allí, Rodríguez alude a otro tipo de límite, el de la extrema
exterioridad –la cantidad necesaria de agua que precisa un inmigrante ilegal para resistir en
la travesía del desierto de Arizona- tan opuesta a la de sus vehículos paranoico-urbanos
que buscan ante todo minimizar toda exterioridad.

Rodríguez es un observador de su tiempo y sus preguntas esenciales que se encubren con
humor o con dramatismo, nos interrogan sobre el carácter eludible de la libertad, nuestro
temor a ella, nuestros riesgos por adquirirla y nuestro miedo a perderla, aún sin tenerla.
SANTIAGO RUEDA

 

Nueveochenta – Arte Contemporáneo

Anuncios

Acerca de santiagorueda

curador independiente, investigador en arte contemporaneo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: