BUSCANDO LO QUE NO SE HA PERDIDO de CARLOS CASTRO

CARLOS CASTRO COSECHA
A Carlos Castro le interesa el día a día. La urgencia,
la falta de planeación. El hueco de la alcantarilla
que no se ve. La solución temporal que (no) va a
funcionar. El remiendo que es como una relación
enfermiza, como un vicio que no se puede dejar. La
condición humana más allá de las clases sociales.
Los trabajos “autosustentables” que se hacen y se
rehacen y que no sirven para nada. A diferencia de
gran parte del arte colombiano obsesionado con la
tragedia, Carlos Castro percibe que en Colombia
nohay Génesis ni Apocalipsis sino ciclos que se
repiten.
La viuda vive su duelo y sigue su vida. Plantas nativas en huecos de alcantarillas. Cuchillos personalizados que crean un ejército, una legión, una máquina de guerra. Cosas dispersas se reunifican y reconstruyen. Y también la posibilidad de volver a generar un fruto, una semilla. Un nuevo comienzo. En 300 dientes existe la historia de 300 bocas, de 300 personas diferentes. Una escultura social, una construcción compartida de intercambios. La loba capitolina, fundadora de civilizaciones convertida en la perra criolla, hija de las civilizaciones. La perra al fin de cuentas es una mamá. Y quiénes son sus hijos?

        

Anuncios

Acerca de santiagorueda

curador independiente, investigador en arte contemporaneo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: