Nuestro lugar favorito, de Angelica Teuta

NUESTRO LUGAR FAVORITO

Parece existir en este lugar favorito cierto exotismo resabiado, tropicalismo/ cuasi-cinema [Oiticica, de Almeida] un deseo de crear una zona sensible, abierta, incluyente y se logra. No solo por el hecho que este pozo de luz hibrido entre paisaje y naturaleza muerta sea un muy honesto lugar de descanso, sino tambien, por que implícitamente sabemos que este lugar favorito podria ser fabricado por cualquiera de nosotros para tener un claro de selva en nuestra casa, un oasis portátil y/o un paraiso artificial en maqueta.

Es el ambiente general, la atmosfera, no los objetos, lo que crea la obra, muy similar a lo que sucede en una instalacion casi inmediatamente anterior a esta, Bosque (2009), tambien realizada con proyectores de acetatos, siluetas de celofan y motivos vegetales. El proyector de opacos es a la vez superficie plana y fuente de luz. Y esa luz proyectada en el techo crea un lago en el cielo donde la linea tiene absoluta soberanía. Teuta dibuja con las tijeras formas que proyecta en el techo creando una superficie bidimensional ligera y ondeante, esto ultimo gracias a la accion de ventiladores que propelen corrientes de aire sobre los recortes.

Nuestro lugar favorito es como un ascensor inmóvil detenido mientras el edificio donde se instale, se eleva.

Mas que el declarado homenaje a Seurat que es tema de la exposicion, parece este un tributo a los cut-outs de Henri Matisse, tambien dibujados con tijeras -medio tan sensible, inmediato, instantaneo y directo que el mismo Matisse lo igualaba al trabajo con el lapiz o el carboncillo-. Sin proponerselo Angelica Teuta sigue casi literalmente lo que Matisse aspiraba que fuese su arte en Notas de un pintor (1908), “una calmante influencia mental, algo como una buena silla que ofrezca relajación del cansancio fisico”.

Al mirar de nuevo Nuestro lugar favorito creo que Teuta es un agente secreto de la pintura, pues los problemas formales –la luz, el espacio, el ornamento- y las sensaciones –placidez, calma, contemplación- que le ocupan son propios de pintores –Bonnard, Matisse, Hockney, Katharina Grosse- que han intentado que ante sus obras nos encontremos en nuestro lugar favorito.

   

Anuncios

Acerca de santiagorueda

curador independiente, investigador en arte contemporaneo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: